viernes, 7 de mayo de 2010

EL COLOR DE LA NATURALEZA


Mil razones para pensarte
cien para admirarte
y una sola para no olvidarte:
Quererte.






Sabes a silencio y a sueños,
con melodías de ternura
y tacto de deseo,
sabes a mi mundo,
a todo lo que anhelo,
sabes a amor, a mi amor .

1 comentario:

  1. qué maravilloso mundo!
    un gracias a tus sensiblidad Una!

    ResponderEliminar